Buscar este blog

Cargando...
Loading...
Loading...

miércoles, 7 de julio de 2010

El Embrague

El embrague

El embrague es un mecanismo que encarga de
acoplar o desconectar el elemento motriz con el
elemento que realiza el trabajo a voluntad de la
persona que controla la máquina. En el caso de un
vehículo es el conductor.
Por lo general constan de unas masas unidas a
una parte del eje y uno o varios discos unido a la otra.
Ambos se encuentran unidos fuertemente por la acción
de muelles, cuando se quiere desacoplar
ambos elementos se aplica una fuerza en sentido
contrario a los muelles quedando sueltos ambos
separados, girando uno si y el otro no.
Cuando en una máquina se desea cambiar de
velocidad, el sistema debe estar en posición de
desembragado; así, actuando sobre la palanca del
cambio, se mueven
los manguitos que encajan en los engranajes del eje
secundario.
El hidráulico muy utilizado consta de dos platos con
álabes enfrentados y muy próximos entre si y encerrados en
una caja con un fluido.
Uno de los platos está unido al motor y el otro a la caja
de cambios, la transmisión de movimiento se realiza por la
presión que sobre uno de los platos ejerce el fluido lanzado por
el otro. El fundamento es el mismo que hace girar un molinillo
de papel cuando se le sopla: la corriente de aire incide en las
aspas inclinadas, que se ponen a dar vueltas rápidamente.
Lo mismo ocurre si se enchufa un ventilador eléctrico y
frente a él se coloca otro desconectado: el primero envía una
corriente de aire cuya velocidad obliga a girar las aspas del
R. El / actúa de bomba o impulsor; el R gira como lo hace el
rotor de una turbina cuando recibe una corriente de agua
entre sus paletas.
Si en vez de aire se supone que las hélices de I y R
están sumergidas en agua o aceite, el líquido que impulsa I
obligará lo mismo a girar a R, y esto sin que haya enlace
mecánico entre aquéllas: es el fluido en movimiento lo que
comunica el giro de I a R, estableciendo como un embrague
entre ambas hélices o paletas. Esto es, precisamente, lo que
ocurre en el turbo-embrague, por ello llamado «embrague
hidráulico» o «transmisión hidráulica».

En la realidad,impulsor y rotor tienen la forma que muestra la figura anterior
El mecanismo está constituido como indica la figura el cigüeñal termina en un volante
hueco en cuyo interior están la bomba-impulsor I y el rotor-turbina R. La bomba-impulsor I forma
parte del volante, y sus alabes o paletas son los de la izquierda de la figura distribuidos en un semitono o anillo. La turbina rotor R tiene la forma de otro semianillo, colocado frente al primero;
está unida al eje que va de la transmisión (caja del cambio de velocidades), quedando encerrada
dicha turbina dentro del cuerpo del volante. Así, pues, no se precisa más que una junta prensaestopas
P. Las celdas C del impulsor / (que forman parte del volante propiamente dicho) y las del
rotor R están situadas unas frente a otras, componiendo el conjunto bomba-turbina la figura de un
aro redondo o toro. El espacio interior del volante se llena de aceite mineral fluido. Al girar el
motor, los alabes del volante-impulsor I obligan, por fuerza centrífuga, a pasar el líquido hacia su
periferia, de a hacia n, estableciéndose una corriente líquida a través de las celdas del rotor, de
éste otra vez al impulsor, etc., o sea, un circuito cerrado. El rotor se ve obligado a girar como una
turbina y comunica el movimiento del motor a los órganos de la transmisión. La circulación del
líquido a través del conjunto impulsor-rotor adquierela forma de un torbellino tórico.
Entre las partes conductora y conducida no hay arrastre mecánico alguno, estando sólo en
contacto por medio de los cojinetes y de bolas, que sirven de mutuo apoyo, y del prensa-estopas,
visibles en la figura. Entre el impulsor y el rotor hay una holgura de cuatro o cinco milímetros; no
es preciso que sea menor, y podría aumentarse sin alterar el funcionamiento del aparato. En la
periferia del volante se dibuja la corona dentada que sirve para engranar el motor de arranque del
coche. A medida que la velocidad del motor aumenta, también lo hace la del torbellino tórico y
éste va haciéndose cada vez más rígido hasta llegar a adquirir la firmeza de un sólido, y se
comprende que progresivamente obligue a girar al

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada